Páginas vistas en total

miércoles, 1 de marzo de 2017

EL SILENCIO EN LAS PALABRAS DE DIOS.

Las Escrituras, la Palabra de Dios, autorizan por medio del mandamiento directo, el ejemplo bíblico aprobado y la inferencia necesaria. De allí que, ciertos mandamientos, o ejemplos, o inferencias, incluyen elementos RELATIVOS a lo que se manda. Por ejemplo, Dios mandó a Noé construir un arca de madera de gofer pero, ¿no dijo "nada" de las herramientas? En este caso las herramientas van por "implicación". Por inferencia necesaria sabemos que las herramientas están autorizadas en el mandamiento mismo de "hacer un arca de madera de gofer" (Génesis 6:14). Noé pudo elegir qué herramientas usar. No obstante, esto no implicó otro tipo de madera. Él no podía elegir qué tipo de madera usar. De la "acacia" NO SE DIJO NADA. De la madera de pino, NO SE DIJO NADA. Comparar la "acacia" con el "martillo", es un error, porque el martillo es relativo al hecho mismo de "hacer un arca de madera de gofer", ¿y la acacia? No se dijo nada de ello, sino que todo lo que se dijo sobre "madera", se dijo de la madera de "gofer". Dado que Dios dijo, "gofer", y dado que NO DIJO NADA (silencio) de la "acacia", entonces sería pecado usar "acacia".  Noé no estaría reforzando el arca, ni estaría ayudando a la fabricación de la misma al usar otro tipo de madera. De hecho, estaría ADULTERANDO el mandamiento. No, no dice la Biblia: "Cometes pecado si usas acacia", o "está prohibido usar acacia", o "No usarás acacia". De hecho, de la “acacia” Dios no dice nada, ni a favor, ni en contra. Sin embargo, el silencio no autoriza, el silencio es prohibitivo.

Bueno, dirá alguien, "pero tampoco dice que usara martillo, y si no dice que use martillo, entonces también hay silencio sobre el martillo..." Es verdad que no dice en tantas y cuantas palabras, "usarás martillo", pero, en este caso, no hay "silencio" del todo. ¿Por qué? Porque el "martillo" es RELATIVO a la acción mandada. Está implicado en el mandamiento. No así la acacia. Si el mandamiento dijera, "un arca de madera..." y no más, entonces la palabra madera implicaría toda clase de madera, "acacia”, “roble”, etc., pues estarían IMPLICADAS. No estarían mencionadas explícitamente, pero sí por implicación.

Pero, dado que Dios dijo, "de gofer", y NO DIJO NADA (silencio) de la "acacia", entonces la acacia está prohibida, y no así el martillo. Tanto las palabras "acacia" como "martillo" no están REDACTADAS, pero este último es implicado, y aquella no. ¿Cómo saber que algo es pecado, si las Escrituras no señalan ese algo como pecado? Bueno, hay que ver si ese algo está autorizado o no por mandamiento directo, ejemplo bíblico aprobado o inferencia necesaria.

Este mismo razonamiento hizo el escritor de Hebreos, cuando abordó la cuestión del sacerdocio de Cristo.  En 7:14, dice: “Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual NADA HABLÓ MOISÉS TOCANTE AL SACERDOCIO”.  Sí, es verdad que en Números 3:5-13, Dios especificó que sería la tribu de Leví quien serviría al altar como sacerdotes.  Así como dijo que la madera de “gofer” era la que se usaría para hacer el arca, así dijo que sería la tribu de Leví la que serviría al sacerdocio.  Y así como no dijo nada sobre un “martillo”, o sobre un “cuchillo”, ambas herramientas son relativas al mandamiento.  No obstante, estas herramientas implicadas y relativas al mandamiento, no autorizan otro tipo de madera, u otro tipo de tribu. Pero si dijo nada sobre el martillo, como dijo nada sobre Judá, ¿por qué el martillo y el cuchillo están autorizados, y Judá no lo está, si de todos ellos se dijo nada? El martillo y el cuchillo están autorizados porque son implicados, son relativos al mandamiento, mientras que la otra tribu no está implicada.  Del martillo y del cuchillo sí se habló, pero de manera implícita. De la tribu de Judá no se habló de ninguna manera. O como dijo el escritor de Hebreos que, de ella, “nada habló Moisés tocante al sacerdocio” (Hebreos 7:14). 
_____________
¿Desea saber más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario